La capacidad de admirar.

Capacidad de admirar

La capacidad de admirar, o La mano que quiere alcanzar el pájaro en pleno vuelo.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

El artista que todos asesinamos.

Tenemos que seguir la lógica y las convenciones para sobrevivir. A la calle hay que cruzarla en el lugar indicado y cuando la luz nos da el paso. Si quisiéramos cruzar creativamente la calle, con toda la suerte del mundo podríamos hacerlo unas cuantas veces antes de ser atropellados.

Tampoco podemos cruzar el océano caminando ni podemos bajar del edificio saltando por la ventana.

Necesitamos seguir pautas para sobrevivir. Necesitamos matar la creatividad original, ésa con la que nacemos, para poder sobrevivir. El hombre civilizado es la aniquilación del instinto.

Asesinamos nuestra creatividad, y la enterramos bien enterrada. Entonces más tarde viene el proceso inverso: el de recuperarla.

 

Una mínima reflexión sobre qué es la creatividad.

La creatividad es hacer algo distinto con cosas que ya existen, o es ver de manera distinta las cosas que ya existen.

Un artista, por ejemplo, es un creativo que combina cosas conocidas para crear un universo diferente. Y nos muestra así su mirada propia sobre el universo que nosotros creíamos que era “el único”, “el real”.

El creativo en general encuentra relaciones entre las cosas donde otros no las ven. Encuentra verdades diferentes. Descubre estímulos nuevos y nuevas bellezas.

Y esa creatividad es contagiosa, porque al enriquecer otra mirada, la convence al mismo tiempo de que puede mirar también otras cosas como nunca antes las había mirado.

 

¿Cuál es la clave de la creatividad?

Uno de los más grandes escritores de la historia decía que no sabía si en realidad era un gran escritor, pero de lo que estaba seguro era de que era un gran lector.

Y así como el creativo tiene la capacidad de combinar cosas de manera diferente para crear algo nuevo, la clave está antes de ese momento: la clave de la creatividad no está en la capacidad de combinar sino en la capacidad de ver las posibilidades de las cosas.

Su potencial para ser mostradas de manera distinta o de transformarse en algo nuevo.

 

Desaprender a mirar.

Recuperar la creatividad que perdimos cuando éramos niños empieza por recuperar nuestra capacidad de asombro. Volver a asombrarnos como cuando éramos niños.

Es no dar nada por sentado, es hacer a un lado las imágenes y preconceptos, es desaprender todo lo aprendido, ponerse ojos de niño y mirar todo por primera vez.

Es descubrir que la realidad no es ni muy real ni muy obvia, y que tiene más de magia que de lógica.

Magritte, que se pasa su carrera como artista provocando al espectador, sacudiendo la racionalidad y poniendo en duda la manera convencional de ver las cosas, confiesa: “Vivo en el mismo estado de inocencia que un niño, que cree poder alcanzar con su mano un pájaro en pleno vuelo”.

 

La poesía está en la pregunta.

“El sentido de la maravilla del mundo”, eso que el artista tiene el deber de mantener despierto según Chagall, consiste en recuperar y mantener viva la capacidad de asombro que alguna vez tuvimos.

La función del artista no es dar respuestas, no es dar certidumbre a la vida de los demás: el artista da posibilidades.

Por eso siempre viene un artista nuevo y vuelve a asombrar al mundo, por eso el arte nunca se termina: porque no hay ni una única belleza ni una única mirada posible. No hay respuestas definitivas.

El ser humano se pasa casi toda la vida buscando certidumbres. La repuesta tranquiliza. Pero la verdadera poesía está en la pregunta.

Si la mano alcanza al pájaro y lo atrapa, se pierde la magia.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

Magritte y La traición de las imágenes.

Fuerza creativa: La conciencia del kitsch.

Fuerza creativa: cómo funciona la creatividad en el cerebro del espectador.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

 


1 comentario

Lety Villa · 6 abril, 2019 a las 8:08 pm

Hermosa reflexión ❤️❤️❤️

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.