El estímulo.

El estímulo o La catedral donde reza el artista.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

El primer lugar donde buscar estímulo para la imaginación.

El mundo de la creatividad y de la imaginación, es el mundo donde se tuercen o se quiebran las reglas o convenciones del mundo real.

Se enfrenta a la lógica. Algo crucial para evolucionar, para enriquecerse uno y enriquecer a los demás.

Y la paradoja aquí (una paradoja es un dicho o un hecho que parece contrario a la lógica), es que para hablar de estímulos de la imaginación y de la creatividad, el primero que tenemos que poner en la lista es la observación del mundo que nos rodea. El mundo al que estamos acostumbrados y que creemos que es el “real”.

El expresionista Ernst Ludwig Kirchner decía que el mundo visible, como es el que todos conocemos, es la clave para todos los demás mundos.

Pero la idea ahora es que vayamos un poco más atrás y nos enfrentemos a la gran lección de Claude Monet, que lo primero que nos demuestra es que no hay un mundo visible, sino una infinidad de mundos visibles.

 

Monet y la catedral de Rouen.

Con mucha paciencia y a los largo de dos años, Monet se toma el trabajo de pintar 31 cuadros de la fachada de la catedral de Rouen, en la serie de obras que terminarán siendo las más impresionistas de todo el impresionismo.

Fascinado por cómo los cambios de luz y las diferentes condiciones atmosféricas,(días soleados, de niebla, con lluvia, en las distintas estaciones del año) modifican la apariencia de las cosas, lo que podríamos llamar “la obsesión impresionista”, Monet pinta 31 cuadros diferentes y descubre que la catedral de Rouen es 31 veces bella.

Eso es lo que hacen los artistas.

A nosotros nos encanta decir que el arte sucede cuando un artista crea un universo y desarrolla un lenguaje para comunicarlo. Pero la lección de Monet termina de dar luz al asunto: el universo no es un universo de cosas necesariamente nuevas, sino de nuevas miradas sobre las cosas.

 

El artista es alguien que te presta sus ojos por un ratito.

Todo artista tiene la tarea de darle al mundo una nueva mirada de las cosas, y recordarle a las personas que todos podemos ver las cosas de muchas maneras.

Esto es crucial hasta filosóficamente, porque si a una cosa que natural e instintivamente me parece fea, si la miro desde distintas perspectivas o con distintas actitudes terminaré extrayendo de ella su belleza, o muchas bellezas diferentes, o muchas verdades.

Entonces terminaré comprendiendo que la mirada de uno tiene una fuerza transformadora poderosísima.

Por eso decimos que el arte es parte de esa sensibilidad que el ser humano ha desarrollado para sobrevivir: al tener conciencia de la muerte y de que todo se va a acabar, y para soportar además el mundo absurdo, hostil y violento, uno necesita con su mirada transformadora conmoverse de tal manera por una rama o el vuelo de un pájaro como para que todo el absurdo anterior se convierta en una vida que vale la pena.

 

Antes que nada, aprender a mirar.

Volvamos al estímulo de la imaginación.

Queda claro entonces que antes de la imaginación está la capacidad de asombro. El asombro por el mundo real. Ésta es una de las grandes claves.

Es la habilidad que hace a los grandes creativos. Aprender a mirar antes de aprender a imaginar.

Y a mirar se aprende, que no quepan dudas, y a ello nos vamos a dedicar en Fuerza creativa.

Por el momento, empecemos a mirar con más atención aquello que nos parece natural y pongámoslo en duda. Y empecemos a experimentar y disfrutar el poder de cambiar las cosas que tiene nuestra mirada, tal vez la fuerza transformadora más poderosa del universo.

Una mirada que, ella solita, puede crear 31 catedrales.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

Fuerza creativa: La creatividad, o Los ojos que cambian el universo.

Fuerza creativa: El mecanismo, o La creatividad es un cheque de Groucho Marx.

Las catedrales de Monet en 6 cuadros.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

4 comentarios

Juan Mesa · 27 mayo, 2021 a las 1:17 am

Si .casi siempre

Ada Negron · 25 enero, 2019 a las 9:13 am

Estoy observando!

Silvina · 18 octubre, 2018 a las 9:27 am

Excelente nota.

    Damián Poggi
    Administrador
    · 18 octubre, 2018 a las 5:26 pm

    Gracias, Silvina. Saludos!

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.