La serigrafía.

La serigrafía

Técnicas. Recursos. Procesos creativos. Géneros.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

La serigrafía.

 

Es una de la técnicas de impresión, que permite reproducir imágenes sobre tela, papel, plástico, vidrio, acrílico y casi cualquier superficie.

La obra se diseña sobre una malla (una superficie que deja pasar la tinta). Esa malla tradicionalmente ha sido de seda (“seri” quiere decir “seda”), pero actualmente se utilizan materiales más eficaces, como el nylon.

La malla se tensa en un marco encima del soporte (se llama soporte a la superficie donde se ha de imprimir la imagen). Con un barniz u otro producto químico se “bloquea” el paso de la tinta en las partes del dibujo que deben quedar “vacías”. Luego se hace pasar la tinta a través de la malla aplicándole cierta presión con una especie de espátula llamada rasero. Y con los plenos de color y los vacíos que provocan las áreas “bloqueadas” de la malla, se conforma la imagen que queda estampada en el soporte.

Si bien es una técnica de la que hay evidencia milenaria, recién es aplicada en el arte en los años 30 del siglo XX. El pionero de la serigrafía artística es Guy Maccoy, quién además, en 1938, es el primer artista en tener una exposición individual, donde todas las obras expuestas son serigrafías. Luego, a esta técnica la utilizarán algunos de los más grandes artistas del siglo, como Joan Miró, Picasso y Andy Warhol.

Cuando un artista realiza una obra multiplicada con la técnica de la serigrafía , produciendo una serie de edición muy limitada y luego dejando inutilizada o destruida la malla, cada serigrafía resultante firmada y numerada no se considera “copia” sino una obra serigráfica original.

Las serigrafías que elegimos como ejemplo pertenecen a Andy Warhol. Y nos permiten reflexionar sobre el concepto que dice que muchas veces “el medio es el mensaje”: la técnica utilizada en este caso ayuda a a consolidar el mensaje, la visión del artista.

¿Cómo? Pensemos en el arte pop en general, el arte que refleja la cultura del consumo masivo, de lo popular, de lo producido en serie. Warhol toma la imagen de un ícono de consumo popular, que se ha visto infinitamente, y al utilizar la técnica de la serigrafía el artista puede hacer muchas versiones de una misma imagen (cambiando el color), y también puede reproducirlas una y otra vez. La técnica entonces es parte del espíritu pop de la obra.

 

Imagen: Sin título de Marilyn Monroe (1967). Serigrafías de Andy Warhol.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

La técnica del stencil.

La xilografía.

La xilografía, técnica milenaria y moderna a la vez.

El dibujo a punta de plata.

La técnica del dripping (goteo).

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.