Giulio Romano, el alumno prodigio de Rafael.

“Seis cuadros. Un concepto”.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

Giulio Romano es un artista tan talentoso dentro del taller de Rafael Sanzio, que no sólo es su colaborador de mayor confianza sino que además, a la muerte del maestro, el alumno se encarga de terminar las obras que han quedado inconclusas (la Transfiguración, por ejemplo).
La evolución de la pintura de Rafael a la que tendrá el sello personal de Giulio Romano, es el perfecto ejemplo de la evolución de la pintura renacentista a la manierista: de la sencillez, armonía, serenidad y equilibrio de la pintura del maestro, pasamos a una pintura sofisticada, con poses complicadas (con escorzo y figura serpentinata), con movimiento exagerado y una “teatralidad” que anticipan el Barroco, y hasta un colorido caprichoso, poco natural.
La obra de Giulio Romano es, definitivamente, un claro ejemplo de la pintura del manierismo.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

El manierismo en 5 puntos.

Los colores "caprichosos" de Pontormo, emblemáticos del manierismo.

La obra del maestro: un recorrido por la galería de tiempo de Rafael.

La importancia del Tondo Doni, de Miguel Ángel.

La figura serpentinata, un recurso de espíritu manierista.

Seis ejemplos de escorzos.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.