El robo de El grito.

Historias detrás de las obras de arte.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

El grito (1893). Edvard Munch.

 

El robo de El grito es una historia tan desopilante que incluso, a la manera de una obra de ficción, el ladrón dejó una nota que decía “Muchas gracias por la mala vigilancia”.

El grito es una obra precursora y a la vez emblema del expresionismo. Siendo una de las imágenes más “reconocibles” de toda la historia del arte, se ha convertido en ícono de la angustia y desesperación del hombre moderno.

Pal Enger, su ladrón, también ingresó en la historia del arte, pero por la puerta divertida.
Todo sucedió en 1994.

Seis años antes, Enger ya había perpetrado un robo: nada menos que otra obra de Munch (El vampiro).

Esta vez (y demostrando que el ser humano es tan complicado que las cosas más simples lo desconciertan), sólo tuvo que esperar que todo el mundo en Oslo se distrajera con la inauguración con Los Juegos Olímpicos de Invierno en Lillehammer (incluso los efectivos de seguridad del museo habían sido destinados allí), para hacer lo que a ningún gran ladrón se le ocurriría: a la madrugada puso una escalera de madera sobre la fachada, entró por la ventana y, aunque al parecer la alarma de la ventana se disparó y había cámaras de seguridad, como no había nadie cerca, pudo cortar el cable del que colgaba la obra y retirarse con total tranquilidad.

Y a pesar de toda esa tranquilidad, su accionar no se demoraría más de 50 segundos.
A los tres meses, el cuadro fue recuperado y vuelto a exponer, pero detrás de un cristal blindado y con medidas de seguridad algo menos inocentes.

Enger fue detenido, y unos años más tarde confesaría que no lo había hecho por dinero sino por el desafío. Y todavía seguiría jactándose: contaría que lo que más había disfrutado había sido esconderlo entre los tablones de una mesa, y saber que toda la policía noruega buscaba la obra mientras su familia merendaba encima de ella.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

La historia del cuadro más robado: El políptico de Gante.

Por qué La Gioconda es el cuadro más famoso del mundo. Historia de otro robo.

La historia de un cuadro que salvó a un pueblo de ser bombardeado.

El expresionismo de Edvard Munch, en 6 cuadros.

Andy Warhol y El grito.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

3 comentarios

Griselda Gonzalez · 3 agosto, 2020 a las 11:37 am

Buen día. ¿Conocen el estado de el Grito actualmente donde se encuentra y sus condiciones? Gracias

    Oscar Torres · 5 agosto, 2020 a las 1:45 am

    Hay 4 obras similares de el Grito de Munch, dos están en el museo de Oslo, otra que es la más famosa en el Museo Munch también en Oslo y la cuarta que la compró un coleccionista. Tuve la suerte de ver dos de ellas, la otra estaba en restauración.

Hector Alfredo Martinez Cortes · 3 mayo, 2018 a las 8:14 am

A de ser amigo de Robin Hood o de llas personas que se inspiraron los directores para hacer la pelicula de la Gran Estafa. Gracias por su tiempo 3 minutos de arte…

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.