Picasso.

Cuadros fundamentales para entender la historia de la Pintura.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

Ciencia y caridad (1897). Pablo Picasso.
Óleo sobre tela. 197 cm x 249,5 cm.
Museu Picasso. Barcelona.

 

Ya ha pasado más de un siglo en que el objeto del arte deja de ser la reproducción (con menor o mayor fidelidad) del mundo exterior al artista, y pasa a ser expresar en cambio su mundo interior.

El artista ya no busca la belleza externa, busca en cambio “la belleza de la verdad”. Expresa cómo siente el universo y crea así un universo nuevo, personal, y generalmente desarrolla un lenguaje propio para comunicarlo.

El artista ya no es lo que era antes.

Y Picasso, que nace y crece durante esa transición (nace en 1881 y es considerado uno de los artistas más relevantes de la primera mitad del siglo XX), es un ejemplo perfecto de la transformación del gran pintor en gran artista.

Picasso pinta así a los 15 años (sí, el cuadro elegido lo pinta a los 15, y uno ser sorprende al ver que además es una obra de gran tamaño), y muchas décadas después hará un chiste muy famoso sobre eso: “Tardé cuatro años en pintar como Rafael, pero me llevó toda una vida aprender a pintar como un chico”.

Para Picasso, como para cada artista moderno, “la creación es un acto de destrucción”. Porque para crear un universo nuevo hay que romper con lo que existe: con las reglas, los prejuicios y los cánones de “belleza” reinantes.

Pero también advierte a las generaciones venideras que no hay que confundirse: ser artista, ese “romper las reglas”, requiere tanto trabajo como antes. No se trata simplemente de un instante de inspiración.

Para enriquecer al mundo primero hay que tener algo dentro. Para ofrecer al mundo una visión del universo hay que tener primero una visión del universo. Y cuando se trata de expresarse, hay que manejar lo mejor posible el lenguaje. Por eso Picasso dice que primero hay que aprender las reglas como un profesional, para después romperlas como un artista.

Y vaya que así lo hizo.

La libertad, en el arte y en la vida misma, nos arroja hacia un mundo de posibilidades maravillosas. Pero es muy difícil disfrutar esa libertad, si antes no hemos conocido las reglas de las que nos libera.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

Todas las etapas de la obra de Picasso, ordenadas en el tiempo.

El período rosa en 6 cuadros. 

El período azul en 6 cuadros.

Historias detrás de las obras de arte: Guernica.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

 


2 comentarios

Maria Esther Orihuels · 18 enero, 2022 a las 11:16 am

Genial, felicidades importante par
A conocer

Gilberto bottaro · 4 mayo, 2019 a las 9:41 pm

MUY BUENO …SALUDABLE PARA EL ALMA

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.