Ensor.

Cuadros fundamentales para entender la historia de la Pintura.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

Los cocineros peligrosos (1896). James Ensor.
Óleo sobre Tabla. 38 cm x 46 cm.

 

En la obra del belga Ensor encontramos una crítica muy cruda de la realidad social, con sarcasmo incluido, como si se estuviera anticipando unas décadas al dadá o a la nueva objetividad de los alemanes.

También encontramos recursos expresivos como la distorsión de las imágenes, el colorido relacionado con las emociones, o la pincelada ruda, agresiva. Elementos que nos estarían anticipando el expresionismo.

En sus mundos abundan las máscaras de carnaval, marionetas, esqueletos que cobran vida, fantasmas, la muerte, personajes extravagantes y burlescos, elementos fantásticos y escenas perturbadoras, espeluznantes. Mundos del universo inconsciente. Algo que nos hace pensar en el surrealismo que vendrá décadas más tarde (aún cuando las obras de Ensor son más alegóricas, simbólicas, que producto de la liberación total de su inconsciente).

James Ensor es un verdadero visionario, como pocos en la historia del arte. Un artista que no tiene ningún prurito en hacer a un lado cualquier tipo de convención para experimentar con el mayor de los atrevimientos.

Cuando se propone posar su mirada sin piedad sobre uno de los aspectos de la sociedad en la que vive, el arte, pinta con ese sentido del humor tan grotesco, tan cruel y tan suyo, Los cocineros peligrosos.

Los cocineros son los reconocidos dueños de una revista de arte de Bruselas; las cabezas cocinadas son las del mismo Ensor y un pintor amigo; y quienes están esperando para devorarlas en el comedor son los críticos de arte de ese momento.

Más de un siglo después, nos damos cuenta de que los devoradores fueron devorados (y finalmente olvidados) por la fuerza de un arte legítimo, que jamás se puso una máscara.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

El arte crítico y satírico: la nueva objetividad alemana.

Qué es el recurso de la sátira.

Otro pionero del expresionismo: Munch y sus versiones de El grito.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.