Una convicción.

Tenemos una convicción muy anterior a este proyecto, y es que no se puede prescindir del arte.
Frente a un mundo absurdo, hostil e injusto, el no perder conciencia de la belleza de las cosas, el mantener viva la capacidad de admirar, el tener una mirada poética del mundo, es lo que le permite al ser humano enfrentar con optimismo cada nuevo día de una vida que vale la pena.

 

Una necesidad.

Si el arte es imprescindible para vivir, decididamente todas las personas deben tener acceso a él.
No sólo el otro tiene derecho a enriquecerse con el arte, sino que además es muy bueno para todos que así lo haga.
La tarea entonces es hacerlo más accesible, más cercano, eliminar barreras e incluso llevarlo a donde está la gente.
Hay que hacer que el arte sea disfrutable para todos, todos los días.

 

Una idea.

Fue así como se nos ocurrió llevarle el arte a la gente, todos los días, en un formato muy accesible, disfrutable, donde no parezca que el arte es sólo para unos pocos entendidos: un formato al que llamamos “modo amigable”.
Llegar entonces con más arte a más gente, un poquito cada vez, para enriquecer miradas poéticas y generar días optimistas, días llenos de entusiasmo por la vida.

 

Un proyecto.

Entonces convertimos esa idea en un proyecto: la construcción del sitio de arte más amigable del mundo.
¿Y cómo se construye el sitio de arte más amigable del mundo? Haciendo que cada engranaje del sitio ayude a “generar más con menos”:

 

  • . Generar más disfrute con menos palabras. Palabras más sencillas. Palabras más precisas.

 

  • . Trabajar conceptos más enriquecedores con menos sofisticación. Conceptos sencillos, bien elementales, como pequeños eslabones, para que puedan encadenarse con otros conceptos. Y así la mirada poética del otro no sólo se enriquezca por lo que le llega, sino también por lo que elabora aprendiendo a encadenar eslabones.

 

  • . Utilizar el poder de difusión de las redes sociales. Llegar a más personas y a más lugares del planeta en menos tiempo, con medios que “ya están allí” y son bien cercanos para todos.

 

  • . Generar conciencia de la importancia del arte en la vida y el valor del artista en la sociedad. Reposicionar al artista como un protagonista del mundo que viene, un mundo que lo va a necesitar más que nunca. Reposicionarlo con menos argumentos, más creativos.

 

  • . Generar nuevos y más espacios para el arte y para la promoción de artistas, con menos recursos materiales y más ideas innovadoras.

 

  • . Trabajar con gente llena de entusiasmo. Gente que tenga tanto talento como perseverancia, y que encuentre en la lucha por las buenas causas su placer, su orgullo y su desvelo. Que el trabajo sea más pasión y menos sacrificio. Y eso se note en la calidad de los contenidos.

 

3 minutos de arte

 

¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?