Maruja Mallo.

Maruja Mallo La verbena 1927

Pintoras maravillosas.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

Maruja Mallo (1902-1995).

Imagen: La verbena (1927).

 

Maruja Mallo es una de las principales referentes de Las Sinsombrero.

Así se llama a un grupo de mujeres pensadoras y artistas, que por 1927 y en Madrid, se destacan por su rebeldía, por estar a la vanguardia, por recuperar la tradición popular y por su compromiso social.

El nombre con el se hacen llamar surge de una anécdota curiosa: Maruja se pasea con sus amigos Salvador Dalí, García Lorca y Margarita Manso por la Puerta del Sol y deciden quitarse el sombrero.

Algo poco notable sería hoy quitarse un sombrero si acaso alguien llevara sombrero. Sin embargo, en ese momento significa ir contra la convención, romper las reglas. Por un lado, una metáfora de la liberación de las ideas, y por el otro chocar contra el orden establecido.

La mismísima Maruja cuenta cómo termina la experiencia aquella tarde: “Nos apedrearon, llamándonos de todo”.

Es una época donde la mujer se está ganado el lugar que le corresponde en la sociedad, y son Las Sinsombrero las que llevan la bandera adelante.

La pintura que elegimos es de esa etapa de Maruja, donde la artista representa en varias de sus obras las fiestas populares de Madrid. Esas fiestas se llaman “verbenas” porque es tradición acudir a ellas con un ramito de verbenas en la solapa.

Maruja muestra su bullicio y su alegría, con elementos de la tradición popular, muchos símbolos, y crítica social también.

Luego le llega una etapa definitivamente surrealista y al mismo tiempo bien oscura. Y  una las obras que pinta, Espantapájaros, será considerada en el futuro como una de las más representativas de la historia del surrealismo. No por nada quien se la compra es el mismísimo André Breton, ideólogo del movimiento y quien ha escrito el Manifiesto Surrealista.

Su obra cambia de la alegría popular a la reflexión sobre lo putrefacto de la vida. Ya no pinta verbenas. Sus cuadros ya no tienen colorido pero eso no implica que tengan menos vida. Su nueva serie se llama Cloacas y campanarios.

Federico García Lorca es quien pronuncia el elogio más conocido sobre la artista: “Maruja Mallo, entre verbena y espantajo toda la belleza del mundo cabe dentro del ojo, sus cuadros son los que he visto pintados con más imaginación, emoción y sensualidad”.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

Leonor Fini, una reina rebelde.

Leonora Carrington, otra pintora “indomable”.

Remedios Varo, más simbología que surrealismo.

María Blanchard.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

1 comentario

Beatriz Eugenia Yáñez González · 18 julio, 2018 a las 9:48 am

Me encantan todas las explicaciones que de forma sintética y remarcando lo más importante nos dan acerca de los distintos movimientos artísticos y de las obras representativas de los grandes maestros en la Historia del Arte. Los análisis son excelentes ya que con pocas palabras entendemos el gran valor que encierran todas estas obras.

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.