La performance

Técnicas. Recursos. Procesos creativos. Géneros.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

La performance.

 

“Performance” quiere decir “actuación”.

La performance es una disciplina artística que combina muchas disciplinas (música, teatro, artes plásticas, danza), y donde el artista “actúa”, realiza su propuesta frente al público (o está ahí, presente, dirigiendo la acción, la ejecución de la obra de arte).

La performance nace con los artistas del dadá en el famoso Cabaret Voltaire (hacia 1916), pero su verdadera fuerza y auge la alcanza en la década del sesenta, con los neo-dadaístas del grupo Fluxus.

Fluxus es un grupo que además de la idea dadá de eliminar cualquier límite que defina al arte, también difumina el límite que existe entre las distintas disciplinas artísticas.

La performance es un arte efímero, la obra se termina. Pueden quedar los elementos de la puesta en escena, pero la acción desaparece. La obra de arte entonces queda documentada con medios audiovisuales.

Algo fundamental a tener en cuenta es que la época de mayor auge de la performance coincide con la del arte conceptual en general: el arte que plantea una idea (y ésta puede ser más importante que la obra física en sí), puede haber una experiencia sensorial, estética, pero la provocación fundamental apunta a la razón, al intelecto. Y la performance tiene mucho de conceptual.

Como ejemplo, podemos hablar de probablemente la más famosa de todas las performances, llamada The Artist is Present (El artista está presente), creada y protagonizada en el MoMA por Marina Abramovic (en el año 2010). El público participa de la obra, sentándose de a uno, en silencio, frente la artista y haciendo contacto visual con ella (la artista, a lo largo de varias jornadas agotadoras, pasa 736 horas realizando esta performance).

Más allá de la experiencia emocional de cada participante, la genialidad conceptual es que desde que el arte es arte, el espectador espera sentir aquello que el artista ha sentido y ha expresado en su obra. Y aquí, en cambio, el artista está presente, y uno lo tiene en frente para sentirlo, sin necesidad de la intermediación de la obra (o siendo uno mismo parte de la obra).

 

Imagen: The artist is present (El artista está presente). 2010. MoMA, Nueva York. Performance de Marina Abramovic.

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

Yves Klein, las antropometrías y el resurgimiento de la performance.

El dadá en 5 puntos.

El arte conceptual.

El happening.

Los límites en el arte y la teoría de Danto.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.