La alegoría.

Técnicas. Recursos. Procesos Creativos. Géneros.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

La alegoría.

 

Alegoría quiere decir “hablar figuradamente”.

Su objetivo es hacer “visible” algo que no es concreto sino que es un concepto, una idea, para que se lo pueda comprender mejor.

Para la “visualización” de esa idea, la alegoría utiliza figuras con un sentido simbólico, metafórico, que pueden ser formas humanas, de animales o de objetos cotidianos.

A veces se trata de un solo concepto, sencillo, como la “Justicia” (una mujer con los ojos vendados y una balanza, lo que habla de su imparcialidad, su objetividad), o la Libertad, o la Muerte .

Otras veces la alegoría es la simbología de una idea más compleja, para lo cual puede utilizar muchos recursos metafóricos, y hasta puede ser toda una obra entera.

Y acá bien vale una aclaración: es fundamental no confundir a la pintura alegórica con la surrealista. Es una confusión muy común aunque la diferencia es clara, sólo es necesario ver tener en cuenta el proceso creativo: cuando la imagen es puesta a conciencia para dar un sentido simbólico, estamos ante una alegoría. Si la imagen surge cuando el artista se libera por un momento de la razón y deja aflorar su subconsciente (que seguramente tendrá un signficado simbólico, pero no buscado o puesto allí a propósito), entonces eso es Surrealismo.

Un ejemplo es parte de la obra de Frida Kahlo: los surrealistas la invitaron a ser parte de su movimiento, sí, pero tengamos en cuenta que las imágenes “extrañas” que vemos en sus cuadros suelen ser alegorías de su sufrimiento y su amor.

El cuadro que ilustra es una alegoría que representa toda una idea. Es más, se dice que es la recreación de un proverbio flamenco: “El mundo es un carro de heno, del cual cada uno toma lo que puede” (haciendo alusión a las riquezas y placeres terrenales).

Se trata de una obra de El Bosco, genio moralista y religioso, quien nos muestra a todos los representantes de la sociedad (el pueblo, la realeza, los nobles, militares, el clero) tratando de sacar codiciosamente su tajada de la parva de heno. Algunos la tienen más sencilla y otros deben pelear, pisotear, asesinar.

Miseria espiritual de una sociedad que será juzgada y terminará en el infierno (representado en otra tabla del tríptico, que va a la derecha de ésta).

 

 

Imagen: El carro de heno (panel central del tríptico), 1512-1515. El Bosco.

 

 

Si quieres leer sobre temas relacionados, te recomendamos algunos links:

La Realidad o Verdad Desnuda, una alegoría maravillosa de Courbet.

La alegoría de los relojes blandos de Dalí.

En la mente de Frida Kahlo: surrealismo o alegorías.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

2 comentarios

Emperatriz · 12 noviembre, 2018 a las 8:07 am

Gracias por compartir el Arte, siempre algo más que aprender y entender.

María cristina baldo yori · 12 noviembre, 2018 a las 12:40 am

En general debo decir que me gusta mucho 3minutosde arte, los sigo siempre. Interesante la diferencia entre alegoría y surrealismo y bueno El Bosco un genio y Courbet con la verdad desnuda , un batallador incansable. Gracias

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.