Caravaggio.

Cuadros fundamentales para entender la historia de la Pintura.

Pudimos hacer esta publicación gracias a las pequeñas donaciones ¿Cómo se sostiene 3 minutos de arte?

 

La incredulidad de Santo Tomás (1602). Caravaggio.
Óleo sobre tela. 107 cm x 146 cm.
Neues Palais, Potsdam, Alemania.

 

En esta obra podemos observar varias características cruciales del Barroco (siglo XVII), del que Caravaggio es uno de los principales exponentes.

En primer lugar, el denominado “claroscuro”: luces y sombras contrastan violentamente, resaltando el punto de mayor tensión del cuadro (el dedo de Santo Tomás hundiéndose en el costado de Cristo).

También es definitivamente barroco el tono dramático, tremendista. Por lo general, las obras de ese período nos hacen sentir que todo está a punto de “estallar”, todo lo contrario a la paz y armonía reinante en los cuadros renacentistas de los siglos anteriores. A esa exageración dramática llevada al extremo con el claroscuro se la denomina “tenebrismo”.

Caravaggio es un artista excepcional por su talento (que se puede observar a simple vista en cada una de sus obras) y su estilo tiene gran cantidad de seguidores, a los que se denominan “caravaggistas”. Pero su importancia revolucionaria en la historia de la pintura se debe a la búsqueda de un realismo sin igual pero al mismo tiempo rechazando la idealización.

Podemos definirlo como uno de los primeros pintores en buscar la belleza no sólo en las cosas bellas.

En este cuadro, por ejemplo, los apóstoles no resultan personajes bonitos o ideales. Caravaggio utiliza como modelos a campesinos y personas rústicas para representar figuras santas, algo que parece curioso al principio, pero que resulta pertinente para un período marcado o definido por los fuertes contrastes como lo es el Barroco.

 

Si te interesa seguir leyendo sobre el tema, te recomendamos algunos links:

La historia de Medusa, uno de los personajes más impactantes pintados por Caravaggio.

El período de los fuertes contrastes: el Barroco.

6 ejemplos de caravaggismo.

La teatralidad en el Barroco, en 6 cuadros.

Los caravaggistas de Utrecht.

Recuerda que también puedes encontrar más material utilizando el buscador de la página.

 

Te invitamos a suscribirte gratis al newsletter de 3 minutos de arte, para recibir por correo anticipos y material exclusivo.
Nuestra mirada: Manifiesto del optimista.
El proyecto 3 minutos de arte.
¿Quieres apoyar a 3 minutos de arte?

1 comentario

Laura Elizondo · 17 abril, 2019 a las 9:25 am

Es una magnifica forma de expresar los claro obscuros, los tonos ocre y sobre todo la composición es hermosa !

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.